Representa la lesión más frecuente en nuestro deporte vernáculo. De 216 lesiones generales que hemos analizado en 138 luchadores de la isla de  Fuerteventura, el esguince de tobillo ocupa  un 11,57 % , siendo la afectación del L.L.E. (ligamento lateral externo) de un 9,26 % (20 casos) y del L.L.I. (ligamento lateral interno o deltoideo) de un 2,31 % (5 casos). Aquí podemos observar con claridad que la incidencia de lesión del L.L.E. es cuatro veces superior a la del L.L.I. Esto ocurre generalmente en todos los deportes, fundamentalmente porque el maléolo externo es más largo que el interno,  lo que hace que la eversión (movimiento hacia fuera del pie) esté limitada por un “tope” óseo, al contrario que la inversión que provoca la lesión del L.L.E.

El L.L.E se divide en tres fascículos: el peroneo-astragalino anterior (L.P.A.A), el peroneo-calcaneo (L.P.C) y el peroneo-astragalino posterior (L.P.A.P), siendo el L.P.A.A el que se lesiona mas frecuencia. La lesión de los otros dos fascículos es poco frecuente, y cuando se lesionan generalmente están acompañados de la lesión del L.P.A.A.

De las articulaciones afectadas (en porcentaje) la rodilla ocupa el primer puesto con el 32, 85 %, siendo la articulación del tobillo con un 12,49 % la tercera articulación más afectada tras las afectaciones de la C.vertebral (14,8 %). La articulación del hombro se sitúa en cuarta posición (12,02 %).

La media de edad fue de 21 años para el L.L.E. y 20 años para el L.L.I. frente a los 24 años por ejemplo de las afectaciones meniscales, lo que indica la presencia de lesiones del tobillo desde muy temprana edad.

En los terrenos con arena es menos probable que se produzcan las lesiones ligamentosas que en los terreros con tatami (hoy en día poco utilizados) ya que la arena “cede” ante un bloqueo articular. Sin embargo la acumulación de mucha arena en algunos terreros o en diferentes zonas de un mismo terrero favorece las lesiones del tobillo.

En ocasiones vemos en los terreros luchadores con tobilleras que bloquean la articulación del tobillo. Bajo mi punto de vista, lo único que favorecen estas ortesis son la aparición de lesiones en otras articulaciones, fundamentalmente en la rodilla, ya que los movimientos de flexión dorsal y plantar, inversión y eversión del tobillo están restringidos, por lo que la estabilidad de la rodilla puede verse alterada por el bloqueo articular del tobillo.

http://tibiabin.com/wp-content/uploads/2009/05/ma.jpghttp://tibiabin.com/wp-content/uploads/2009/05/ma-150x150.jpgTino MontelongoLesiones Lucha CanariaMedicina DeportivaFuerteventura,lesión,Lesiones,Lucha Canaria,Tercera
    Representa la lesión más frecuente en nuestro deporte vernáculo. De 216 lesiones generales que hemos analizado en 138 luchadores de la isla de  Fuerteventura, el esguince de tobillo ocupa  un 11,57 % , siendo la afectación del L.L.E. (ligamento lateral externo) de un 9,26 % (20 casos) y del...