En el punto de mira de Manolo Guerra:

Hacia tiempo que Gran Tarajal no vivía una fiesta del fútbol, aunque haya hecho méritos más que suficientes en estos diez últimos años para ello, e incluso para mucho más.

Ahora, el proyecto ideado por Juan Carlos Ruíz, Coka, ha despertado de su largo letargo a los cangrejos verdes, que hoy, en San Bartolomé, demostraron que siempre están ahí, aunque hubiese reboso.

La marea verde majorera ganó el partido mucho antes de que comenzase a rodar el balón en el Pedro Espinosa, mucho antes de que el colegiado ordenase que el balón rodase.

En las instalaciones conejeras supieron cual era su cometido y eso les llevó a colocarse en el centro de la grada, justo detrás del banquillo de su equipo, donde el aliento y la fuerza se sentía.

A la salida de los deportistas del Gran Tarajal al terreno de juego para calentar pudieron apreciar estos que no iban a estar solos. Que detrás había una afición que estaba para alentarles.

Esta afición que incluso se vio favorecida en el sorteo de la cesta de la compra. Al sector de la marea verde fue el premio.

El gol de Ancor fue una explosión de júbilo. Una prueba de la conexión jugadores-afición en los cambios y demás, donde eran correspondidos por los aplausos de los majoreros, dando una lección de deportividad en todos los aspectos.

Pero esto aún no ha terminado, faltan noventa minutos para certificar el ascenso. El próximo domingo se tendrá que ser más fuertes, y muchos más. Hay que llevar en volandas al equipo al conseguir su gran objetivo, el ascenso a Preferente.

https://i0.wp.com/tibiabin.com/wp-content/uploads/2018/06/image-10-694x462-1.jpeg.jpg?fit=694%2C462https://i0.wp.com/tibiabin.com/wp-content/uploads/2018/06/image-10-694x462-1.jpeg.jpg?resize=300%2C200TibiabinNoticiasNoticias Fútbol
En el punto de mira de Manolo Guerra: Hacia tiempo que Gran Tarajal no vivía una fiesta del fútbol, aunque haya hecho méritos más que suficientes en estos diez últimos años para ello, e incluso para mucho más. Ahora, el proyecto ideado por Juan Carlos Ruíz, Coka, ha despertado de su...