Fuerteventura se lo puso difícil a la actual campeona