Analizamos al rival de Fuerteventura: Selección de Tenerife