Los destacados del Rosario impusieron su ley en su visita a Antigua