C.D. LAS PLAYITAS: Sin renunciar a nada