Se sufrió en la segunda parte… pero se ganó