El Corralejo vuelve a mirar de reojo el cuarto puesto