Los atletas retaron al viento, al frío y a la tierra en Gran Tarajal