Fuerteventura no da la talla ante una potente Gran Canaria