Gran Canaria tropezó con Alejandro Afonso