Unos 200 niños disfrutaron del fútbol en la concentración prebenjamín de Antigua