Hay ganar a Las Zocas para no perder el pelotón de cabeza