El Temporal apretó hasta el final, pero Carlos Moreno aguantó