El Unión necesita olvidar y ganar