Un Herbania desconocido, permitió la justa victoria del Telde