Nueva ocasión del Cotillo para confirmar el play-off