Un doble pinchazo vuelve a arruinar la actuación de Gustavo Sosa y Rogelio Peñate