Un asistente, el gran protagonista