El Henequén se lleva el primer asalto