El Cotillo manda en las apuestas