El Rosario pasó como un ciclón por el “Venancio Guerra” de Lajares