La expedición de lucha Ssireum llegó a Fuerteventura