Una docena de saltadores armados con sus ‘latas’ conquista el Barranco de Río Cabras