El Cotillo domina ligeramente las apuestas