Fuerteventura arrolló al débil El Hierro