2.000 entradas de la Lucha Benéfica servirán para mantener el servicio de terapeuta de Adisfama