El Cotillo inicia el trabajo, con una plantilla rutilante