El derbi se quedó en casa.