Otra vez Tino González dictó sentencia