“Buquita” vuelve a su casa