Mala jornada para los majoreros