Los destacados B del Yaiza marcaron las diferencias