Zeque firma un hat trick en una jornada con muchos bigoleadores