El Cotillo recibe a un visitante incómodo