El Saladar casi se le atraganta al Rosario