Ni la crisis puede con el torneo de Institutos de Fuerteventura