El Unión Antigua puso al Tinajo contra las cuerdas… pero Aitor Lorenzo sentenció