El Tao se impuso al Tetir