Un joven velocista majorero sueña con el europeo júnior en 100 metros lisos