«Doy gracias a Dios que el asistente nos anula el gol del empate»