200 “ratones” acompañan al Villaverde