200 «ratones» acompañan al Villaverde