«Rock in Puerto» mucho más que un musical