El mago sentencia la eliminatoria