Fuerteventura dio la espalda a ADISFAMA