Una prueba ciclista pone en peligro la celebración de la Subida Fuerteventura – Betancuria