El Unión Antigua se pone manos a la obra