Unas 6.000 personas se apuntan a la Playa de La Cebada, que se despide tras su noche grande con el concierto de Manolo Tena y Javier Andreu