Acodetti, primer rival fuera de casa